Saltear al contenido principal

¿Sabías qué?

A diferencia de la mayoría de los roedores, las Maras Patgónicas son fuertemente monógamas, vinculándose de por vida un macho y una hembra.

Para llegar a conquistar a la pareja, el macho debe esforzarse muchísimo y la puede perseguir durante un largo tiempo, vigilando todos sus movimientos, hasta que esta finalmente accede.

Una vez suya, se vuelven muy posesivos y para dar a entender su pertenencia sobre ellas, llegan a orinar sobre su cuerpo, marcándolas y advirtiendo así a los posibles machos rivales.

 

Volver arriba
Abrir chat
¡Comunicate con nosotros!